Las empresas van mutando constantemente, porque el contexto y quienes las integran así lo hacen.

Hoy la relación “Supervisor – Colaborador” se encuentra en constante cambio y es fundamental mantener una comunicación fluida.

Desde IRT queremos comentarles sobre la importancia de dar feedback y cómo hacerlo:

En primer lugar, debemos tener en cuenta que detrás del feedback siempre debe haber buenas intenciones: Elogiar, felicitar, animar a alguien o ayudar a cambiar su punto de vista o comportamiento.

Por lo tanto, el feedback puede ser positivo o crítico. Para realizarlo de forma efectiva, recomendamos las siguientes acciones:

PREPARARSE:

Es decir, planificar los temas a tratar con anticipación.

Tener en cuenta 3 pasos:

A– Se puede concentrar la devolución en 6 aspectos:

*En el Planeamiento→ De un aspecto determinado del trabajo.

*En la Ejecución→ Cómo ejecuta el interlocutor una tarea específica.

*En la Actitud→ Abierta, segura, con calma.

*En el Contenido→ Del producto final de alguien.

*En los Resultados→ Analiza o evalúa una tarea.

*En el Comportamiento→ Cómo es la actitud del interlocutor en el lugar de trabajo.

B– Usar hechos y observaciones para respaldar el feedback.

C– Hay un momento y lugar para todo y eso incluye el feedback.

*No dar feedback al estar enojado, molesto o triste.

*Hacer saber a la otra persona que próximamente van a tener una charla de retroalimentación para que no se sorprenda.

*No esperar demasiado para dar un feedback

*Hacer los comentarios en privado.

​ENTABLAR UNA CONVERSACIÓN

Se puede aclarar algo manteniendo una conversación de feedback abierta y directa.

-Hablar siempre en primera persona.

-Es importante mostrarse abierto, sincero y directo.

-No extenderse en detalles.

-Dar lugar a devoluciones.

-Brindar un espacio de opinión y escucha mutua.

-Un error frecuente para quienes reciben el feedback, es tomarse el mensaje de forma personal.

OBTENER LO MEJOR DE TODOS:

Ahora toca trabajar juntos con una actitud positiva para cambiar algunos aspectos.

*Describir el comportamiento que esperas ver. Recordar que es importante centrarse en la conducta que se quiere ver y no en lo que se quiere eliminar.

*Establecer juntos objetivos realistas que sean cuantificables.

*Preguntar cómo planea alcanzar esos objetivos.

Una vez que se haya dado feedback, es importante seguir motivando a tus colaboradores para que continúen por el buen camino.

Los colaboradores que están motivados:

-Son más productivos y buscan calidad.

-Están dispuestos a hacer un esfuerzo extra y normalmente hacen más de lo que se les pide.

-No necesitan supervisión, porque controlan su propio rendimiento.

-Son compañeros estupendos que se muestran amables ante los clientes.

-Son leales a la empresa.

¡DECILO YA!

Si no decimos las cosas claras de forma periódica, la Empresa lo resentirá.

Un colaborador que no está haciendo bien su trabajo puede crear un ambiente tenso en el equipo e influir de forma negativa en los demás.

¿CONCLUSIÓN?

Decir las cosas claras no sólo ayuda a despejar el ambiente, sino que puede aumentar la productividad

Fuente: Recursos Humanos IRT